jueves, 14 de julio de 2011

Como nació y en qué consiste




¿Cómo surgió Pelota al Medio?

El 11 de junio del año 2010, Uruguay debutaba en el Campeonato Mundial Sudáfrica enfrentando a la selección de Francia. El Ministro del Interior, Eduardo Bonomi, recibió una invitación del Embajador de Francia en nuestro país, Jean Christophe Potton, para presenciar el partido junto a estudiantes uruguayos y franceses por pantalla gigante.

La ocasión sirvió para sembrar la iniciativa de ver los encuentros mundialistas con estudiantes, con el objetivo de fomentar valores como la sana competencia y la amistad por encima de rivalidades o fanatismos.

La suerte mundialista -que acompañó a nuestro combinado nacional- junto al destacado comportamiento deportivo que tuvo el Seleccionado Celeste, sirvió para potenciar un programa que nació con buena estrella.


Diego Aguirre, el primero

El por entonces ex DT Diego Aguirre, fue contactado por el Ministro Eduardo Bonomi para un ambicioso proyecto deportivo a desarrollar con las personas privadas de libertad. Sin embargo, a poco de iniciar los contactos surgió la idea de Pelota al Medio y lo que iba a ser una participación en la nueva gestión penitenciaria se transformó en algo dedicado a los estudiantes, en procura de gestar un cambio cultural que propicie la erradicación de la violencia en los espectáculos deportivos.

Con Diego como embajador itinerante comenzó una serie de contactos que permitió sumar adhesiones de figuras del deporte, todas ellas comprometidas con la causa de desterrar definitivamente a la violencia y manifestar acciones positivas a las nuevas generaciones de deportistas.
De ese modo fueron sellando un compromiso con este programa las figuras más relevantes del deporte nacional quienes acompañaron con su presencia las diversas actividades emprendidas en diferentes institutos educativos que los recibieron para escuchar su mensaje.


Uruguay vive el fútbol con pasión y alegría

Pasión y Alegría. Valores que en los últimos tiempos se fueron deteriorando para dar lugar a acciones violentas que era imperioso evitar y erradicar de los campos deportivos. Pelota al Medio a la Esperanza se enfocó en promover la realización de actividades que demuestren que el juego es una actividad para sumar amigos y no para generar episodios de violencia.

Aceptar la derrota debe ser una instancia más del juego y no un elemento generador de conflictos. La victoria enaltece a quien la obtiene, mucho más si enfrente tuvo un rival digno y leal.


Un nombre y un futuro

Este programa nació naturalmente, y adoptó el nombre de una crónica escrita para una actividad con personas privadas de libertad que, a través del fútbol, veían un camino posible hacia la rehabilitación y la inclusión.

La pelota era ineludible, como elemento que está presente en casi todos los deportes (y fundamentalmente en el que mayor popularidad concita en nuestro país como es el fútbol).

La referencia de la “pelota al medio” implica la idea de colocar el tema en discusión y tratamiento; y la “esperanza” es ese sentimiento positivo de confianza en que la solución es no solo posible sino que debe tener carácter permanente.

Por ese motivo es que se apuesta a los chicos estudiantes, a las generaciones que vienen y sobre las que debemos –imperiosamente- forjar ese cambio cultural que devuelva los valores de deportividad y fraternidad que se han ido deteriorando o cediendo espacio a la competitividad pura y simple que solo trae consigo violencia cuando no se aceptan los resultados deportivos como parte del juego.

Solo un cambio de esas características hará posible que la esperanza sea una realidad y que se renueve permanentemente.


¿Cuándo habla Forlán?

Junto al Presidente de la República, José Mujica, principal adhesión al programa, se destacan figuras de la política y del deporte nacional. Todos referentes ineludibles y espejos en los que los estudiantes que participan del mismo pueden reflejarse. Líderes positivos que contrarrestan a los violentos que empañan los encuentros deportivos haciendo de estos episodios tristemente célebres, un objetivo a erradicar definitivamente.

Los integrantes del Seleccionado Nacional también adhirieron a su regreso al país, tras la inolvidable actuación mundialista en Sudáfrica 2010.

El programa continuó desarrollándose tras la justa mundial, con la realización de charlas para estudiantes en las que figuras del deporte exponían su experiencia personal para ejemplo de los nuevos deportistas. La primera de estas fue con dos referentes ineludibles de los equipos más grandes del país (Peñarol y Nacional), representados por Diego Aguirre y Wilmar Cabrera, quienes acompañaron al Ministro Bonomi en esa ocasión. Uno de los chicos asistentes, que aún conservaba la euforia mundialista, realizó la pregunta menos esperada: ¿cuándo habla Forlán?. Una expectativa que no pudo colmar pero que dejó claro que los nuevos espejos tienen brillo y dan esperanza para poner con fuerza Pelota al Medio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario