jueves, 16 de agosto de 2012

De todas partes vienen los nuevos uruguayos...

Hay que apostar a las nuevas generaciones, ellas son las que darán el salto que hoy estamos esperando y para el cual debemos prepararlas como corresponde. De ellas es el futuro del nuevo Uruguay. Hacia ellas y con ellas vamos. Son los gurises uruguayos, que se nos vienen con muchas ganas a decirnos que quieren ser parte de la historia, que quieren escribir la historia. Son nuestros, estaban ahí, agazapados, como esperando la oportunidad para lanzarse al juego y demostrarnos a todos que son valiosos y capaces de construir el futuro que nos merecemos...


Eran siete estudiantes de liceos del departamento de Salto, que habían venido a la capital con la responsabilidad de representar a sus compañeros en la entrega de los proyectos de convivencia con los que participan en la Competencia por la Vida y la Convivencia "Copa ANTEL a la Esperanza".

Los recibiría el Ministro, y los nervios los tenían a todos con un nudo en el estómago que poco a poco fueron venciendo con solvencia al ir presentando sus proyectos. Cada uno expuso una breve síntesis del trabajo que habían realizado con sus compañeros y que versaba sobre una idea para realizar en pro de la mejora de la convivencia en su ámbito local. El liceo, el barrio, los compañeros, los amigos, serían los destinatarios de diferentes ideas genuinamente pensadas por jóvenes estudiantes que tomaron la bandera impulsada por el Programa Pelota al Medio a la Esperanza, que los invitara a una justa deportiva con el adicional de incluir un proyecto de convivencia que se pudiera concretar en la comunidad donde se desempeñan, estudian o viven.

Fue un verdadero placer escucharlos en la defensa de sus proyectos, con mucha responsabilidad, pues se sabían representantes de decenas de compañeros que quedaron en Salto confiando en que su representante -ese que ellos mismos eligieron para esta presentación- los dejaría muy bien parados ante el ministro Bonomi.

Junto a los chicos, los responsables docentes tuvieron su retribución al escuchar las sólidas defensas que cada uno hizo de su proyecto, y el orgullo no pudo disimularse en el rostro de cada uno de los mismos. Merecida cuota de reconocimiento para quienes hacen de la tarea docente un verdadero apostolado en procura de formar a los hombres y mujeres que necesita nuestro país.

El torneo recién comienza, menuda tarea para los jurados encargados de dirimir el mejor de los proyectos presentados y de los que éstos de Salto fueron tan solo una presentación simbólica del torneo. Al igual que estos chicos de Salto, de todo el país llegan los proyectos y las inscripciones para participar de un torneo que ya es un éxito de participación estudiantil, convocando a Secundaria y UTU por todo el territorio nacional.

Felicitaciones a los chicos de Salto y a todos los que se pusieron a trabajar pensando en el pròjimo y haciendo de la convivencia un instrumento que nos permita mejorar nuestras relaciones humanas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario